Salud

6 ideas para comer sano y con poco tiempo

 
221117_Foto_6ideasComerSanoEnPocoTiempo.jpeg

Vivimos en la era del “quiero cuidarme y alimentarme sano, pero no tengo tiempo para cocinar”. El ritmo de vida actual que combina trabajo y actividades de estilo de vida como hacer deporte, cuidado de los hijos, salidas con amigos, educación continua, entre otros, han restado tiempo a la cocina. No obstante, llevar una alimentación saludable también se ha convertido en una prioridad. ¿Cómo lograrlo sin destinar mucho tiempo? Existen varias maneras para lograrlo que son fáciles de aplicar y que además aseguran una correcta nutrición.

“La clave está en la planificación y en comprar de manera inteligente los alimentos que vamos a consumir. Lo más recomendable es organizar un menú cada domingo para todos los días de la nueva semana, considerando productos rápidos de preparar y que sean saludables y para ello tenemos varios aliados”, explica Carlos López de Kypross. Aquí te dejamos algunas ideas para alimentarse sano y con poco tiempo.

  1. Organiza tu menú semanal: Hacer una lista de las comidas para cada día facilitará la elaboración de los platos, ya que tendremos todo listo de manera prevista y no tendremos que pensar todos los días qué vamos a comer. 

  2. Compra de manera inteligente: Esto significa eliminar la comida chatarra, ya que si tenemos algo de ello en casa indudablemente habrá la tentación de consumirlo; y optar únicamente por alimentos saludables y que sean fáciles de preparar, lo más recomendable es que sean precocidos en el caso de proteínas o congelados en el caso de verduras o vegetales que son aliados para perfectos para preparar ensaladas en poco tiempo. Por un lado, la cocción será más rápida e incluso no necesitarán sazón, y no se requerirá de tiempo para lavar, cortar y picar. Algunas marcas garantizan la conservación nutricional del alimento al 100%, incluso mayor frescura que un alimento cosechado, ya que la técnica de congelación los mantiene en su estado de recién cosechados, al contrario de los alimentos que pasan en percha. 

  3. Llena tu despensa con alimentos fáciles de preparar: En línea con la idea anterior, “contar con alimentos casi listos para consumir y que no necesiten de procesos como pelar, cortar y sazonar ayudarán a preparar las comidas del día de manera sencilla y en poco tiempo. Existen varias alternativas y que cubren todos los grupos de alimentos como por ejemplo proteínas precocidas, una amplia variedad de vegetales como arveja, coliflor, brócoli, zanahorias, inclusive mix de verduras para ensaladas o para sofritos”, añade Carlos López.  

  4. Raciona tus alimentos con antelación: Contar con porciones individuales o según la cantidad de integrantes de la familia también reduce el tiempo de preparación de las comidas. Esto además elimina el desperdicio de alimentos, ya que, al romperse la cadena de frío, los alimentos deben ser consumidos en su totalidad.

  5. Adquiere snacks saludables entre comidas: Lo mejor es evitar la tentación y una manera fácil de no caer es no tenerla a la mano. Es decir, en lugar de tener golosinas para los refrigerios podemos optar por snacks saludables como frutos secos o bocaditos que aporten con nutrientes como empanadas de verde, bolones, maíz, entre otros.

  6. Respeta los horarios: Cumplir con las horas de comida habituales y los refrigerios es básico para mantener una adecuada alimentación.

Recomendaciones para consumir alimentos congelados y precocidos:

  1. Es muy importante leer el listado de ingredientes que contiene cada producto para verificar que contienen, así como el tiempo de preparación.

  2. La principal condición es respetar la cadena de frío y tener en cuenta su fecha de vencimiento, esto nos dará un margen de consumo al momento de tenerlo y preservarlo de manera correcta.

  3. Gracias al tipo de empaque y su congelación individual podemos porcionar los alimentos y evitar desechos. Lo más recomendable es usar la cantidad necesaria que requiera las recetas del menú y reservar lo restante para una próxima preparación.

  4. Los alimentos congelados con la tecnología IQF no necesitan esperar mucho tiempo para descongelar el producto, al contrario de los alimentos congelados de manera doméstica que requieren varias horas.

  5. Si el producto se descongeló en su totalidad es recomendable prepararlo en ese momento, ya que, al romperse la cadena de frío, los alimentos podrían perder sus beneficios y propiedades.

Ventajas de consumir alimentos congelados:

  • Te permiten consumir productos seguros e higiénicos al mantenerlos a salvo de microorganismos y bacterias. Gracias a su técnica inteligente de conservación, garantizan un consumo limpio y libre de contaminación. Te recomendamos elegir una marca reconocida en el mercado como lo es IceMan, que hace 25 años se encuentra en el mercado ecuatoriano.

  • Detienen la degradación natural de un producto y evita que los alimentos pierdan sus propiedades, a diferencia del producto fresco que sigue su ciclo normal de vida hasta llegar a la descomposición, el congelado te permite usar mucho más tiempo un alimento y almacenarlo.

  • Preservan toda su frescura y mantienen sus valores nutritivos intactos, simplemente por el hecho de haber sido congelados justo después de su recolección y no haber envejecido almacenados en la nevera como puede ocurrir con algunos frescos que compramos en el mercado.

  • Te permiten mantener tu peso, los productos congelados gracias a su método de congelación IQF no contienen preservantes, ni grasas añadidas.

¿Puede el maquillaje ocasionar problemas en tu visión?

 
220913_MaquilajeProblemasVision_OLA.jpg

26/09/2022

Los ojos son órganos muy sensibles que están expuestos a un sinnúmero de riesgos y que pueden verse afectados cuando no se tienen los cuidados adecuados. Algunos de esos riesgos pueden ser acarreados por el uso de maquillaje. “Si bien los productos cosméticos son altamente demandados, pueden llegar a ocasionar daños, principalmente porque, en los ojos, las mucosas están muy expuestas”, comenta el Dr. Alejandro Lalama, jefe de Optometría de Óptica Los Andes.

 

Por lo general, indica el especialista, “las personas que usan maquillaje a diario dejan restos de estos productos en la película del lagrimal, lo que puede desencadenar varios inconvenientes en la visión.”  Óptica Los Andes detalla a continuación algunos factores importantes sobre los posibles efectos negativos del maquillaje en los ojos, y explica las principales señales de que estos productos están ocasionando problemas en la visión.

 

Efectos del maquillaje en la visión:

  • A pesar de que debería ser una práctica común para quienes usan maquillaje, la mayoría de personas no se fija en los componentes que contienen estos productos. “Muchos cosméticos se elaboran con sustancias químicas, conservadores, y/o pigmentos de origen animal, vegetal y mineral; eso hace que su uso constante pueda afectar negativamente la salud visual”, manifiesta el experto.

  • Las pequeñas partículas de las sombras de ojos, por ejemplo, pueden adherirse a la película lagrimal, lo que, a su vez, puede producir visión borrosa e irritación. “Además, la presencia de bacterias u hongos en este producto por el uso frecuente o paso del tiempo, también es peligrosa, pues podría tener como consecuencia una posible infección en la superficie ocular y el borde del párpado”, advierte el Dr. Lalama.

  • Por otro lado, las máscaras para pestañas, especialmente aquellas que son resistentes al agua y/o las que alargan las pestañas, contienen elementos como ceras, aceites, siliconas y nylon. Estos generan partículas que se deshacen y se quedan dentro del ojo, ocasionando irritación, y en casos graves, problemas serios de visión.

  • Otro producto que podría ser dañino es el delineador, produciendo, en ocasiones, irritaciones, enrojecimiento, entre otros. “Esto ocurre más frecuentemente cuando la persona usa lentes de contacto, pues se genera un depósito de maquillaje alrededor de ellos, causando molestias”, comenta el especialista de Óptica Los Andes.

Señales de que el maquillaje está ocasionando problemas de visión

  • El uso continuo de maquillaje en los ojos puede desencadenar problemas a corto, mediano y largo plazo. Algunas de las señales más comunes de que estos productos están afectando a los ojos son:

    • Enrojecimiento o irritaciones. El ojo se torna rojo, y en ciertas ocasiones, existe dolor y resequedad.

    • Alergias. Cuando algún producto de uso diario provoca alergias, los síntomas probablemente serán picor, inflamación, e inclusive edemas en la zona periocular.

    • Infecciones en el párpado. “Suelen ocurrir por no quitarse el maquillaje o por utilizar desmaquillantes con mucho aceite, que afectan a los ojos”, puntualiza el Dr. Lalama.

    • Conjuntivitis. Se refiere a la inflamación de la conjuntiva, que produce picor y ardor en los ojos, y que, la mayoría de veces, sucede por compartir el maquillaje con otras personas.

 

Recomendaciones para evitar que el maquillaje afecte la visión

  • Si no es posible evitar el uso de maquillaje, una de las principales recomendaciones es procurar usar estos productos únicamente en la superficie del ojo, nunca en el interior.

  • Mantener una higiene adecuada es fundamental. “Lo más responsable es limpiar los utensilios de maquillaje, y más importante aún, el rostro, de manera apropiada”, sugiere el experto.

  • Optar por productos hipoalergénicos también es clave, pues dan una mayor garantía de que no se producirán alergias o irritaciones en los ojos.

  • Para el jefe de Optometría de Óptica Los Andes, “Existe mucho desconocimiento en torno al tiempo de uso que se le puede dar al maquillaje, lo que desencadena problemas. Por ello, es de suma relevancia fijarse en la fecha de caducidad de los cosméticos, para no usarlos más allá del tiempo que corresponde.”

  • En caso de presentar algún síntoma, se debe acudir a un especialista que evalúe los daños. “Un examen optométrico incluirá la revisión de los ojos en la lámpara de hendidura o el biomicroscopio, para luego valorar en un examen externo cómo están su conjuntiva, párpados y lágrimas”, concluye.

Mitos y verdades sobre el consumo de leche

220503_Mitosyverdadesdelaleche (1).jpg

29/06/2022

La leche es uno de los alimentos más completos que existen y con altas propiedades nutricionales que brindan beneficios esenciales para la salud del ser humano en todas las etapas de su vida. Entre las principales propiedades que se encuentran en este producto están la Vitamina B2, Vitamina A, calcio, fósforo, Vitamina D y proteínas que ayudan al proceso de crecimiento y desarrollo, tanto muscular como óseo, ya que, además de aportar una importante fracción de calcio y micronutrientes que intervienen en cada proceso celular del organismo, contribuye a una correcta hidratación, por tener una cantidad importante del líquido vital, además de proteínas, grasas y electrolitos.

Según explica la Dra. Adriana Brito, nutricionista de Vita, “el consumo de leche es fundamental ya que es un alimento que brinda varios beneficios otorgando aminoácidos esenciales para el completo desarrollo y crecimiento del ser humano, contiene también riboflavina, retinol,  calcio, fósforo, proteínas como la caseína que ayuda con la digestibilidad de la leche y, además, contiene agua y grasa que  hace que este alimento sea apto para el transporte de vitaminas liposolubles o solubles en grasa”,  sin embargo, a lo largo de los años se han generado varios mitos en torno al consumo de la leche. Es por ello que la especialista de Vita desmitifica a continuación varios aspectos sobre el consumo de la leche y destaca sus principales beneficios para la salud.

Principales mitos sobre la leche:

●  La leche engorda

La realidad es que, al ser un producto con una adecuada densidad y rico en contenido nutricional, los hidratos de carbono presentes ayudan a varias reacciones importantes en el organismo, como la generación de energía. Su consumo debe ser ajustado para la edad, género y condición de cada persona, por lo que consumir leche en cantidades recomendadas según las características de cada individuo, en una dieta equilibrada y estilos de vida saludable, no influirá en el aumento de peso de una persona, ayudará a conservarlo dentro de límites normales. 

●  La leche aumenta los niveles de colesterol

Según explica la doctora Brito, esto es falso debido a que el aumento de colesterol en sangre no parte netamente de la alimentación, sino más bien de factores contribuyentes como el sedentarismo, o enfermedades concomitantes, razón por la cual la leche no es un alimento que aumente los niveles de colesterol, incluso se habla de factores cardioprotectores de la leche.

●   Provoca alergias e intolerancias

En primer lugar, se debe comprender la diferencia entre ambos términos. La alergia es una reacción que se produce a cualquier componente y se debe diferenciar si es a alguno de la leche de vaca, ya que pueden existir reacciones cruzadas; mientras que la intolerancia, suele estar ocasionada por la alteración en el organismo y la falta de la enzima lactasa, lo que le hace incapaz de asimilar la lactosa y desdoblar sus componentes. Por ello, es fundamental identificar cuál de las dos es la que se presenta. En el caso de la intolerancia a la lactosa, algunos de los principales síntomas que podrían presentarse son hinchazón o distensión abdominal, diarrea, gases, náuseas, y dolor en el abdomen. Si la persona efectivamente sufre de intolerancia, la cual debe ser certificada por un médico, la industria desarrolló la leche deslactosada, misma que no contiene este hidrato de carbono, sino que pasa por un proceso donde se adiciona la enzima de lactasa, que es fraccionada en glucosa y galactosa, haciéndola adecuada para este tipo de consumidores.

●  El consumo de leche se recomienda únicamente en niños

La experta de Vita señala que “el consumo de leche es beneficioso a partir del primer año de vida, debido a todo el contenido nutricional presente en ella y sus bondades en el crecimiento, mantenimiento y desarrollo en cada etapa de la vida, además del gran aporte de calcio, fósforo y vitaminas”. En edad adulta, por ejemplo, el consumo regular de leche está relacionado a un menor riesgo de enfermedades de corazón, ciertos tipos de cáncer como colon y mama, osteoporosis, además de una disminución de sobrepeso y obesidad. Contiene triptófano, un aminoácido precursor de serotonina el cual ayuda a mantenerse relajado y a dormir mejor. Mientras que, en la tercera edad, la proteína propia de la leche contiene alto valor biológico, y evita la pérdida de masa muscular y desmineralización ósea, muy común en esta fase de la vida.

●   No es apta para el consumo humano

La Organización Mundial de la Salud recomienda su consumo entre dos a tres veces al día debido a sus múltiples beneficios. La leche cumple un rol clave en cada etapa de la vida de las personas ya que constituye un alimento esencial y completo, cuenta con una variedad de nutrientes como el calcio, carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas y minerales. De hecho, estudios demuestran que los lácteos facilitan la absorción del calcio de manera óptima versus otros alimentos, registrando un 98% en el nivel de aprovechamiento de las proteínas de la leche por el cuerpo humano.

●  Puede ser reemplazada por otras “leches”

La leche vacuna es irreemplazable, pues,  en términos de nutrición,  la leche tiene generadores de energía gracias a los tres macronutrientes (grasa, hidratos de carbono y proteínas) que son propios de su naturaleza. Además, aporta micronutrientes importantes para la actividad diaria y correcto funcionamiento del organismo.

También hay que destacar que es un producto que está al alcance de todos los bolsillos, y brinda beneficios adicionales a los que se pueden encontrar en las bebidas de origen vegetal.

Otros de los principales beneficios de la leche para la salud:

●   Ayuda a prevenir la malnutrición proteico-energética, además de ello tiene efectos cardioprotectores descubiertos en la grasa que contiene la leche, y brinda efectos positivos sobre los niveles de tensión arterial.

●   Las proteínas contenidas en la leche son de alto valor biológico, es decir que son de mejor biodisponibilidad en relación con otras fuentes, haciéndola indispensable para el mantenimiento de la función músculo esquelético en el cuerpo humano.

●   El contenido de grasa de la leche transportan las vitaminas A, D, E y K; además de participar en la síntesis de hormonas en el cuerpo.

●   Gracias a la leche también se puede prevenir la aparición temprana de caries, ya que fortalece el esmalte de los dientes, formando una capa protectora frente a ácidos que pueden dañar la arquitectura dental.

●  La leche es ideal para la hidratación, especialmente de deportistas, ya que al ser un producto completo con electrolitos y agua en el 70% de su composición, es ideal como bebida de hidratación y una buena elección para quienes realizan deporte tanto en las fases de pre, post entrenamiento y recuperación del evento deportivo.